Adivinanza

Pongamos un poco de humor entre tanto ceño fruncido: Adivinen en qué se parecen las declaraciones del filósofo mediático de cabecera, que pueden degustarse en la pelí­cula que cierra este post (y acompañarse con la respuesta del periodista Daniel Capalbo) y el fragmento de las Necesarias reflexiones crí­ticas frente al uso (y abuso) de la Web 2.0 en la educación, con que la Dra. Beatriz Fainholc inauguró las recientes Segundas Jornadas de Educación a Distancia USAL:

[…] A propósito de estos temas, habrí­a que recordar que una red para que sea poderosa deberí­a presentar ciertos prerrequisitos o poseer claves, tales como: gente relevante que se contacta como participantes (en número e interacción prudencial y no multitudinaria), con las necesarias competencias especí­ficas desarrolladas y con consenso respecto de los objetivos claramente establecidos, porque todos tienen información acerca de lo que implica involucrarse en una red, es decir, con fortaleza en sus relaciones sociales y de gran respeto a la diversidad. Con lo que se entiende que no cualquier red sirve y menos produce creativamente procesos y productos.[…]

 

 

Si no se les ocurre la respuesta, les dejo una (posible) aquí?­

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios





  1. Encontrar razones para rebatir los dichos del filoso_fo no ha de ser una tarea demasiado sesuda. Lo que me preocupa en todo esto es como “matchea” este pensamiento con el de la Dra. Fainholc, que no hace declaraciones altisonantes, tiene perfil muy bajo y promueve el uso de la tecnologí­a. Quizás ella debe pensar en tipos como éste, un poco más atravesados por la tecnología, cuando habla de una “gente relevante”… Cosas vederes que non crederes Martín.
    Saludos
    danielk


  2. Mi querido Daniel, confieso que no adiviné. En lugar de bochorno casi se me escapa “spammer”, porque al final este tipo tiene menciones por todos lados. Y si se trata de tecnofobia este hombre deberí­a enterarse que los diarios y todos los medios que él sí­ tiene a disposición no los trajo la cigüeña, sino que también son de base tecnológica… o sea: aquello que termina intermediando en todos los modelos de comunicación, y que en parte los define. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *