Ale

alejandravilarino.jpgEn esta nueva época, ya no está Alejandra Vilariño. Con ella comenzamos el proyecto en el año 2000. La primera etapa duró lo que la burbuja de las punto com en la Argentina. Durante ese tiempo pensamos juntos muchas de las cosas que después fueron dando forma al proyecto red Aprender y Cambiar. Alejandra, que era matemática, tenía una gran facilidad para trabajar en equipo, para asociarse y pensar con otro. Recuerdo aquella etapa como de una gran productividad intelectual y la llevo indisolublemente asociada con su nombre. Este testimonio me importa por el recuerdo de ella y, básicamente, para dejarlo como un mojón en la web, pensando que si alguna vez Lucas, su hijo, decide buscar información sobre su madre, sabrá (como decía el Mago Merlín), que la única muerte es el olvido. Alejandra seguirá con nosotros, mientras nosotros sigamos.

 

 

 

2 comentarios


  1. Gracias, Jorge. Tiene vueltas curiosas la Vida: muchos años después me crucé en la Web con Gabriela Sellart con quien empezamos a trabajar juntos antes de conocernos personalmente. Gabriela y Alejandra trabajaban en el mismo colegio y habí­an sido amigas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *