Este espacio

yorosario.jpgHace algunos años (muchos), cuando recién empezaba este oficio de navegador del espacio virtual y recibía los primeros mails, a la pregunta de dónde estaba localizado, respondía que arriba de un árbol. Entonces vivía en Olivos, en la Provincia de Buenos Aires y el enorme ventanal de mi estudio, en un primer piso, estaba absolutamente cubierto por la copa de un tilo. Era todo lo que se veía por la ventana. El resto, como en la web, había que reconstruirlo a partir de los fragmentos de sonidos, ritmos y perfumes que atravesaban la barrera de hojas verdes.

El Tilo de Olivos, circunstancialmente recaló durante algo más de seis años en Traslasierra, en el oeste cordobés argentino. Desde octubre de 2007 lo escribo desde Rosario.

Son otros tiempos y otro el paisaje. El Tilo de Olivos sigue siendo un espacio de Reflexión sobre Aprendizaje y Subjetividad mediados por las Tecnologías (TICs), Pensamiento Complejo y Efectividad Personal.

Daniel I. Krichman

 

 

 

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.