Ficción

Ninguna pretensión de nada. En lugar de tenerlas guardadas en una carpeta, voy a ir colgando aquí­ algunas cosas que escribo.

La mina de Teodelina

Una muerte previsible

Sinusoide con el pi declinado

Destino

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *